Análisis épico : Deus Ex Human Revolution

Deus Ex vuelve por la puerta grande:

 

Deus ex es una franquicia que nació hace 11 años en pc, cosechó muy buenas críticas gracias a su elaborado guión, su capacidad para mostrar un mundo vivo y cambiante según las acciones y decisiones que tomemos a lo largo del juego.
Ahora tenemos Deux Ex: Human Revolution que toma todo lo bueno del original y lo adapta a los tiempos actuales, ¿lo habrá conseguido?, sí y con creces. Dilemas morales y éticos, conspiraciones, implantes biónicos…comenzamos:

2027 Un futuro no muy lejano:

 

El juego nos sitúa en el año 2027, con una problemática y un enfoque renacentista ya conocidos, afrontar los dilemas a los que nos lleva la ciencia y la investigación, cual es la línea que separa a la humanidad con las máquinas.

El protagonista es Adam Jensen, jefe de seguridad de Sarif Industries, empresa especializada en el desarrollo e investigación de mejoras biomecánicas. Según se desarrolla la trama nos veremos envueltos en una historia de espionaje corporativo, conspiraciones y enfrentamientos entre humanos “aumentados” y “naturales”. Para lograr encontrar la verdad, nuestro protagonista cuenta con una serie de “poderes” o mejoras que podemos ir potenciando a medida que ganemos experiencia o bien comprando directamente paquetes Praxis que te permiten subir nuestras habilidades o mejorar las que tuviéramos, mientras que necesitaremos dos para desbloquear una nueva. Entre las mejoras disponibles podremos hacer que Adam pueda levantar y lanzar objetos más grandes y pesados, piratear de forma más eficiente, resistir mejor al daño, ver a través de las paredes o incluso hacerse invisible durante unos segundos.

La estética del juego como valor artístico gira entorno a obras claves del género, como pueden ser Blade Runner o la más moderna Yo Robot, al igual que en estos films, DE: HR no nos habla tanto del futuro como del presente y no es difícil hacer lecturas de la actual crisis económica, la gran diferencia entre ricos y pobres, clasismo y las luchas de poder de organizaciones y países.

Belleza Artística y jugable:

 

Estamos ante un juego cuidado al extremo en lo que al apartado artístico se refiere, podréis comprobar el mimo y el cariño que destila el título en todos sus aspectos, la recreación de su universo es espectacular. Es un verdadero placer pasearse por las cinco ciudades que conforman la campaña individual del título que nos ocupa.

Los personajes también cuentan con un buen acabado, especialmente en las espectaculares secuencias cinemáticas, algo enturbiado por las partes in-game donde la sincronía labial hacen descender algo el nivel general y pequeñas ralentizaciones en determinados puntos, pero estar seguros que pasareis por alto esos pequeños defectos ya que quedareis ensimismados por el altísimo nivel de detalle y el texturizado de todo el entorno del juego.

Jugablemente estamos ante el punto fuerte de DE: HR, las diferentes formas de afrontar una situación hace que cada persona y cada nueva partida sea totalmente diferente, normalmente nuestros objetivos en las misiones serán acceder a algún lugar en concreto para hacer algo… o a alguien. Pues bien, con ese objetivo, el camino al mismo podremos hacerlo siempre de varias formas y sus consiguientes mezclas. Podremos tratar de llegar al lugar con un ataque frontal, haciendo uso de las mejoras de resistencia al daño de Adam, mejorando nuestras armas al máximo y haciendo uso de un eficiente sistema de coberturas, podemos intentar pasar desapercibidos y sin necesidad de matar absolutamente a nadie (jefes finales aparte),y como redoble a esto, tener presente que nuestras decisiones sean las que sean influyen drásticamente en la historia que inevitablemente nos llevará a 4 finales distintos, lo que convierte al juego en uno de los más rejugables de la generación y con una duración aproximada de 25 horas (sin misiones secundarias), una delicia para los que buscan un juego largo, que aporte un reto y no los juegos pasilleros que desgraciadamente abundan tanto en esta generación de consolas.

Música y doblaje de película:

El disfrute de su música durante la totalidad del juego es una de las experiencias más redondas que hemos podido disfrutar desde hace años. Épica, inspiradísima y a cargo de Michael McCann, un gran compositor que ha puesto la guinda a esta obra de arte.Todo ello con unos diálogos totalmente traducidos y con un gran doblaje al castellano.

Su apartado artístico, su Jugabilidad, la toma de decisiones y su correspondientes efectos, el dilema moral que plantea, su increíble banda sonora y su rejugabilidad, hacen de Deus Ex Human Revolution, una obra de arte y uno de los grandes juegos del año, no lo dejéis pasar.
“Esto no es el fin del mundo…pero desde aquí puedes verlo.”

Gráficos: 9,5

Jugabilidad: 9

Sonido: 9

Diversión: 9,5

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s